Nace una unión de trabajadores de limpieza.

Cómo un grupo de trabajadores, en su mayoría inmigrantes, se atrevió a soñar.

En 1921, trabajadores de limpieza inmigrantes procedentes de Europa del Este, África, Turquía, España e Irlanda se reunieron en Chicago para formar la Unión Internacional de Empleados de Servicio de los Edificios (BSEIU, por sus siglas en inglés). Actualmente, la Unión Internacional de Empleados de Servicio representa alrededor de 2 millones de trabajadores, más del 25 por ciento de los cuales se identifican como inmigrantes, un homenaje a las raíces de la unión. Desde el principio, SEIU ha abrazado su herencia como una unión de inmigrantes y se ha mantenido a la vanguardia de la justicia por los inmigrantes.

Solicitud de Certificado de Afiliación a la Federación Americana del Trabajo, 23 de abril de 1921.

BSEIU se enfrentó a la oposición de los propietarios de edificios, los tribunales e incluso otros sindicatos, pero logró crecer rápidamente de 200 miembros en 1921 a 250,000 en 1960.

En 1968, la BSEIU cambió su nombre a Unión Internacional de Empleados de Servicio (SEIU). Pero la local 1 en Chicago, la primera local del sindicato, continúa uniendo a conserjes, agentes de seguridad, y otros trabajadores de servicios a propiedades para luchar por la justicia en el lugar de trabajo y en nuestras comunidades.

Desde estos humildes comienzos creció una organización de 2 millones de trabajadores de limpieza, trabajadores de hogares de ancianos, enfermeras, proveedores de cuidado infantil, oficiales de seguridad, empleados de los condados y las ciudades y otros trabajadores.

Los miembros de SEIU mantienen nuestros edificios y comunidades seguras y limpias y nuestras familias saludables, cuidamos a nuestros hijos y nuestros ancianos y mantenemos nuestras ciudades y estados funcionando.

Luchamos por la justicia y por los derechos civiles para todos los inmigrantes, para las mujeres, para los trabajadores LGBT, para la gente de las minorías, para todos los trabajadores, porque sabemos que es la única manera en que podemos llevar a nuestro país adelante.

Todas estas son partes importantes de nuestra historia. Y aún nos unimos para luchar por las mismas cosas que unieron a esos trabajadores de limpieza hace nueve décadas, un buen trabajo para mantener a una familia que incluya seguro de salud, una jubilación segura después de una carrera de arduo trabajo, comunidades seguras y habitables, y un futuro mejor para nuestros hijos.

Featured Posts

Nadaije has been homeless, but she's still fighting for others.

Those who care for children can't make ends meet. They deserve a living wage.

Hillary Clinton was moved by her story, now it's your turn.

Her younger child was further behind, early childcare makes a difference.

How one mom made a packed room weep

This mom and her (adorable) 3-year old son explain why we NEED $15 now