PARA DIFUSIÓN IMMEDIATA:            Contacto: Ali Jost, ali.jost@seiu.org
11 de marzo del 2010                           (202)-730-7159


Declaración de SEIU sobre reunión de inmigración en la Casa Blanca

"Es hora de que el Senado acelere la reforma migratoria"

                                

Washington, D.C. --Hoy el vicepresidente ejecutivo de SEIU, junto con otros líderes de sindicatos, empresas y derechos de los inmigrantes, se reunirán en la Casa Blanca a examinar los próximos pasos a seguir para legislar una reforma migratoria integral. En preparación, Medina emitió el siguiente comunicado:

"La reunión de hoy es otro recordatorio de que la reforma integral de inmigración sigue siendo una prioridad clave para la Casa Blanca. Es también un recordatorio de que necesitamos además de la Casa Blanca y de los senadores Schumer y Graham para que este proyecto de ley llegue a su fin.

"A sólo unos días de una multitudinaria movilización de diversos activistas de sindicatos y derechos de los inmigrantes de todo el país, es hora de que los senadores de ambos partidos aceleren el paso y presionen por la reforma migratoria sensata que Estados Unidos necesita. Eso significa que ya es hora de que el senador Mitch McConnell y el líder de la minoría John Boehner se nos unan para aprobar reformas que sean buenas para los inmigrantes, buenas para los trabajadores y buenas para Estados Unidos.

"¿Aprovecharán estos líderes esta excelente oportunidad de demostrar que pueden sobreponerse a la política de la división y producir soluciones migratorias bipartitas que aumenten salarios, disminuyan el déficit y restablezcan el imperio de la ley? ¿O desperdiciarán el momento?

"Ya es hora de demostrar que la política bipartidista no debe prevalecer sobre una política pública buena y sensata. Estados Unidos no puede darse el lujo de esperar más. Nuestro resquebrajado sistema migratorio nos agobia.

"Cada día que Washington no actúa, renunciamos a los grandes beneficios económicos que la reforma migratoria traería consigo.  Perdemos los impuestos que los inmigrantes pagarían y los beneficios de igualdad de condiciones que les permitirían a los trabajadores demandar mejores remuneraciones y condiciones de trabajo.  Desperdiciamos miles de millones de dólares en fracasados enfoques 'policíacos' que permanentemente echan leña al fuego, alimentan la economía subterránea y dividen a las comunidades sin resolver nada.  

"El pueblo de los Estados Unidos quiere y necesita un cambio positivo y debemos aprovechar esta oportunidad. Podemos restaurar la grandeza de Estados Unidos poco a poco, pero para hacerlo requerimos que los líderes republicanos se pongan de pie y nos ayuden a construir un sistema migratorio capaz de ocuparse de la economía de nuestro futuro.
 
"Este es el momento para que el Congreso, en palabras del presidente, 'supere el adormecedor peso de la política'. Por el bien de nuestra economía, de los trabajadores de Estados Unidos y de nuestro país, es hora de que el senado se apure; hora de que se arremanguen y produzcan una buena reforma migratoria, lo hagan rápido y se aseguren de que funcione para Estados Unidos".

###

Share this page on Twitter.