Resolución del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios sobre empleos y el medio ambiente

Adoptada por los delegados a la Convención de SEIU del 2008 en representación de 2 millones de trabajadores de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico.

Nuestro planeta está en una encrucijada ambiental. Si tomamos una acción inmediata y decisiva, los peores impactos del cambio climático global pueden evitarse. Si escuchamos las advertencias y consejos de una comunidad científica unificada, podremos tomar una acción que beneficiará a todas las futuras generaciones.

Los trabajadores ya sufrimos los efectos desmedidos de las malas condiciones ambientales, entre las que figuran desde el alta tasa de niños asmáticos, la contaminación del aire, suelos y aguas de nuestros vecindarios, hasta los crecientes precios que tenemos que pagar por calentar nuestras casas y poner combustible en nuestros vehículos. Debemos reducir las emisiones que envenenan a nuestras comunidades y contribuyen al cambio climático. Seguir sin tomar acción empeorará la profunda crisis económica y la degradación del medio ambiente y los recursos alimenticios, e intensificará el conflicto por los recursos en todo el mundo.

Como principal emisor de gases de efecto invernadero per cápita, Estados Unidos tiene la responsabilidad especial de liderar el camino del control de las emisiones y hacer nuevas inversiones en tecnologías verdes (no nocivas al medio ambiente) que puedan adoptarse en todo el mundo. Con una acción pronta y eficaz, podremos crear cientos de miles de empleos verdes de calidad, desplazar la confianza hacia fuentes energéticas sostenibles, así como mantener y mejorar la calidad del aire y del agua. La política pública debe asegurar que los contaminadores paguen por sus emisiones de carbón, creando así un incentivo para contaminar menos. El dinero pagado por concepto de permisos de emisión debe crear un "dividendo climático" que se invierta en crear empleos verdes de calidad, compensar los costos de energía para personas de bajos ingresos e invertir en el desarrollo de tecnologías verdes.

Como trabajadores del sector de la salud, servicios públicos y servicios de propiedad, los afiliados de SEIU tenemos la oportunidad de contribuir directamente en promover empleos verdes de calidad trabajando con la gerencia para hacer los cambios que respondan al cambio climático y la salud ambiental.

Por tanto, se resuelve que:

Los afiliados SEIU reconozcamos que no podremos construir una sociedad más justa y solidaria sin una acción pronta y efectiva en lo concerniente al medio ambiente.
Estamos dispuestos a poner de nuestra parte para responder a la crisis climática global, tal como apoyando metas de reducción de emisiones basadas en  el conocimiento científico reconocido.

SEIU y sus sindicatos locales solicitarán la participación de sus afiliados para elaborar y lograr nuevas metas de negociaciones de convenios y asociaciones obrero-patronales que mejoren los empleos y hagan frente al cambio climático. Estas metas requerirán el aporte de beneficios al transporte público, la adopción de equipos más eficientes en el uso de energía, el menor uso y mayor desecho de sustancias peligrosas, cambios de horario (tales como limpieza en horas del día para reducir el uso de energía), entre otras medidas.

SEIU respaldará enérgicamente y presionará para que se elaboren políticas que promuevan inversiones considerables en "empleos verdes" de calidad, que pongan a cientos de miles a trabajar construyendo edificios, electrodomésticos, vehículos y otras tecnologías que sean más eficientes desde el punto de vista de la energía, y utilizando mucho más recursos energéticos renovables como la energía solar y la del viento. Estos deben ser empleos sindicalizados de calidad, que paguen lo suficiente como para mantener a las familias.

Como proveedores de salud, defenderemos la eliminación de toxinas en nuestros centros laborales y la disposición adecuada de desechos médicos peligrosos. Además abogaremos por la producción de una energía más limpia que reduzca la incidencia del asma y otros problemas de salud en nuestras comunidades.

Como trabajadores de servicios de propiedad, respaldaremos el mayor desarrollo y capacitación en prácticas de mantenimiento para edificios verdes. Además, defenderemos una creación de empleos que asegure que estas prácticas sean efectivas.

Como proveedores de cuidado infantil y de cuidado en el hogar cuyos centros laborales son casas, redoblaremos esfuerzos para hacer que nuestras casas sean más eficientes en cuanto al consumo de energía. SEIU guiará programas piloto para reducir las cuentas de electricidad y la huella de carbón o la cantidad de gases de efecto invernadero que se producen en las casas de los afiliados que son también sus centros laborales.

Trabajaremos en programas de capacitación y transición y otras protecciones para trabajadores cuyos trabajos sean afectados o eliminados por los esfuerzos que produzcan cambio climático.

Trabajaremos estrechamente con sindicatos, grupos ambientales, organizaciones comunitarias, autoridades electas y otros aliados de todo el mundo para enfrentar esta crisis con miras a mejorar la calidad de vida de los trabajadores y proveer protección a los trabajadores y sus comunidades.

Share this page on Twitter.